Sabado, 20 de Diciembre de 2014 |  12:43 hrs.
politicatandil.com | Internacionales

Peña Nieto aseguró que no teme reacciones por la captura del capo de Los Zetas

El presidente de México, Enrique Peña Nieto, señaló que no teme una reacción violenta del crimen organizado por la captura del máximo líder del cartel Los Zetas, Miguel Treviño, uno de los criminales más buscados del país.

 por Política Tandil  | 17/07/2013 Descargar nota en PDF

"No temo ninguna reacción, honestamente no, porque yo creo que está muy claro y es clara la misión que tiene el Estado mexicano de no renunciar a esta tarea", aseguró Peña Nieto a periodistas mexicanos, según reportó la agencia de noticias DPA.

Treviño fue capturado en un operativo el lunes a la madrugada en un camino de tierra a 27 kilómetros al sudoeste de Nuevo Laredo, ciudad fronteriza con Estados Unidos.

En su primera reacción, al día siguiente de la captura, Peña Nieto sostuvo que la detención de quien era "uno de los delincuentes más buscados" de México y el mundo fue resultado de la "buena coordinación" entre los organismos mexicanos.

"México seguirá trabajando para hacer prevalecer el estado de derecho", resaltó el mandatario y señaló que esta ocasión es propicia "para reafirmar el compromiso que tiene mi gobierno para generar condiciones de seguridad pública".

Además, destacó que la detención, que se hizo sin que mediaran disparos, "deja ver que cuando hay coordinación, cuando hay uso de inteligencia y cuando hay uso de tecnología para realmente combatir la delincuencia y la criminalidad, se pueden tener resultados de manera muy eficaz".

El vocero del Gabinete de seguridad del gobierno, Eduardo Sánchez, quien dio los detalles de la captura, indicó que "el trabajo que ha hecho la Marina, en coordinación con las demás autoridades, nos permite tener información respecto de posibles movimientos de otros de sus cómplices, y estamos alertas".

El funcionario dijo que Treviño, alias Zeta 40, fue quien ordenó el secuestro y el asesinato de 265 migrantes en el municipio de San Fernando, en el estado de Tamaulipas, de los cuales 72 aparecieron sin vida en un rancho en agosto de 2010 y 193 fueron hallados en 47 fosas comunes en abril de 2011.

Treviño tenía siete órdenes de captura, es investigado en al menos 12 causas y sobre él pesan cargos de delincuencia organizada, homicidio, tortura, lavado de dinero y portación de armas de uso exclusivo de las fuerzas armadas, precisó Sánchez.

El arresto de Treviño constituye "la mayor victoria contra el crimen organizado en la presidencia de Peña Nieto", afirmó el diario Dallas Morning News, el primero en revelar anoche la captura del violento capo.

"Esto es un gran éxito para el nuevo gobierno", declaró también al rotativo el exagente del FBI Arturo Fontes, quien persiguió a Treviño durante años y fue personalmente amenazado por el líder de Los Zetas.

El exembajador estadounidense en México, Tony Garza, también sostuvo en ese diario que "es un gran éxito y no se debe subestimar la señal que envía a Los Zetas y a aquellos de otras organizaciones que han elegido recurrir a lo que sólo se puede calificar de narcoterrorismo".

"Esta captura hará subir varios puntos a Peña Nieto en las encuestas, incluso aunque haya desdeñado el hablar sobre la violencia y la guerra contra el narco", dijo al diario el experto en narcotráfico y profesor en la facultad William and Mary de la Universidad de Virginia, George Grayson.

Más allá del impacto positivo en el nivel interno para Peña Nieto, su captura también influirá en las relaciones con el gobierno de Barack Obama, agregó el Times.

"El éxito de este esfuerzo probablemente ayudará a construir la confianza tras un período de relaciones difíciles en materia de seguridad pública", dijo al periódico neoyorquino el experto en México del laboratorio de Ideas Wilson Center, Andrew Selee.

El "despiadado liderazgo" de Treviño "ha llegado a su fin", proclamó por su parte la DEA estadounidense; "deberá responder ahora por los crímenes de los que se le acusa", señaló en un comunicado citado por el diario local La Jornada.

En tanto, según estiman fuentes de la Procuraduría General de la República (PGR) de México, Omar Treviño, alias Z-42, hermano del capo apresado y hasta ahora segundo al mando, pasará a encabezar el cartel y deberá demostrar que puede sacarlo a flote luego de ese duro golpe.

Según esas fuentes, citadas por el diario El Universal, no sólo deberá lidiar con disputas internas, sino con los seguros intentos del cártel del Golfo -del cual se separó el de Los Zetas en 2010- por recuperar poder, todo lo cual puede acentuar la violencia.

A diferencia de lo que se hacía en el pasado, el líder de Los Zetas no fue presentado como botín de guerra, con las manos esposadas y chaleco antibalas, ante periodistas, fotógrafos y cámaras de televisión.

Sólo se difundió un video de varios segundos donde se lo veía llegar sin esposas, caminando suelto, acompañado por militares a instalaciones de la subsecretaría especializada en la investigación del crimen organizado.

Política Tandil
Descargar nota en PDF


http://www.politicatandil.com/