Jueves, 27 de Noviembre de 2014 |  11:02 hrs.
politicatandil.com | Locales
OPINION – IGNACIO LACOVARA

Los descubrimientos de la “corpo” mediática

En algún momento de su vida Jorge Lanata hizo saber sus múltiples diferencias con el monopolio Clarín. Llegó a hacer críticas muy duras hacia la empresa donde hoy trabaja.

 por Ignacio Lacovara  | 28/06/2012 Descargar nota en PDF

Por ejemplo, durante la discusión sobre la Ley de Medios Audiovisuales, mientras conducía su programa DDT por Canal 26, expresó una noche en esa emisión televisiva, con respecto al spot que decía “TN puede llegar a desaparecer”:

“Ahora dicen TN puede desaparecer y no tuvo problemas con la desaparición de miles de personas, hizo grandes negocios en la época de la dictadura. Entre otros Papel Prensa, que fue fundamental para crecer como crecieron.”

Debe ser por eso y otros temas que decidió trabajar para el multimedios y vengarse de esta manera, robarle la plata a Clarín con notas como “hay twitteros con identidad falsa”, “algunos políticos que hoy dicen ser kirchneristas antes decían ser menemistas” y que “si conseguís un cargo o puesto a través de la política debés dar un 10% de tu sueldo para contribuir con la causa”. Ah y me olvidaba lo más importante: descubrió que hay hambre y desnutrición.

No sé si el Martín Fierro está en marcha para su programa, pero que cuando Magnetto se entere como le afanan la guita a la empresa que preside lo echa, no tengo ninguna duda.

Pero no es sólo Lanata.  Hay mucho ladri o malintencionado en la corporación mediática. Si no analicemos parte de la nota publicada en La Nación el domingo 17 de junio y firmada por Franco Varise.

El título fue “Con amigos, de política mejor ni hablar” y la bajada destacaba: “Las discusiones en torno del kirchnerismo producen trastornos, peleas, distanciamientos”.

En los primeros párrafos de esa nota puede leerse: “un día esa reunión de viejos y entrañables amigos dejó de ser la misma. Luego de una fuerte discusión entre Emiliano, un simpatizante kirchnerista, y Pablo, crítico del Gobierno, dos sillas permanecen vacías. El resto no dice nada, pero extraña a sus compañeros de toda la vida. Su caso no es una excepción. En los últimos años, las discusiones políticas entre amigos, familiares, compañeros de trabajo y hasta parejas abrieron heridas en las relaciones que en muchos casos son difíciles de cerrar”.

Qué descubrimiento.  Si esta nota no gana el Pulitzer andará cerca. Toda la vida, desde que me acuerdo, las discusiones de política, las de religión y las de fútbol, generaron unos despelotes bastante respetables.

Muchachos sean más imaginativos, salvo que le estén robando la plata a las corporaciones.  Si es así, los felicito.

Ignacio Lacovara
Descargar nota en PDF


http://www.politicatandil.com/